7 nov. 2012

La denuncia de corrupción y tráfico de drogas en el gobierno de Piñera

 La corrupción en Chile sigue aumentando a pasos agigantados. Cuando quieras abrir los ojos, quizás sea demasiado tarde. 


Publicado por Aliro Alamo

La mafia que gobierna nuestra patria debe acabar
¿Qué pasó con esta gravísima denuncia? ¿porqué el DUOPOLIO coludido con una prensa pauteada manejan las riendas de nuestros destinos? 
Tu eres el único que puedes cambiar este perverso y corrupto sistema en el que se han permitido empoderar al empresario por sobre los intereses de un pueblo abusado.
Solo podrás disfrutar tus ingresos cuando tú elijas a tus autoridades y no un sistema impuesto a punta de corrupción.


Artículos relacionados publicados por Patricio Mery Bell periodista y director de Pnews puede ingresar en este enlace


PIÑERA Y PINOCHET UNIDOS POR EL NARCOTRÁFICO DE COCAÍNA

Por Patricio Mery Bell
Las utilidades de la venta de precursores (productos indispensables para elaborar substancias narcóticas) triplican a las del tráfico de drogas. Cabe recordar, que son indispensables cien litros de precursores  químicos para elaborar 60 kilos de pasta base. Pues bien, Chile es un importante productor de éstos. Además, nuestro  país posee más de 100 pasos fronterizos no vigilados hacia Bolivia, principal productor de cocaína del mundo. Esto, que sólo parece un dato más, cobra una dimensión espeluznante cuando se atan dos o tres cabos de una peligrosa madeja geo-polícial y militar que la prensa chilena se ha esmerado en censurar y silenciar.

En 1993, un “pájaro de cuentas” internacional, de apellido Baramdyka fue extraditado a Estados Unidos luego de cumplir en nuestro país una condena de cinco años y un día de cárcel por giro doloso de cheques. Pero, no queda claro por qué, el misterioso sujeto, antes de que el FBI lo subiera al avión, dejó su historia grabada en un video. En esa grabación, contó que entre 1983 y 1984, varias mafias colombianas fabricantes de cocaína, compraban éter y acetona producidos en el “Complejo Químico Industrial del Ejército Chileno” instalado en la comuna de Talagante.  Esta “industria” , fue –inexplicablemente- transferida a esta rama en 1979  por el Instituto Bacteriológico de Chile  (actual Instituto de Salud Pública). El último encargado del funcionamiento y producción de ese complejo industrial fue el Mayor del Ejército Gerardo Huber Olivares, ex oficial de la DINA, asesinado en el Cajón del Maipo a inicios de 1992.
Pero ¿cómo iba a estar fuera del elenco de este tinglado, el inefable productor de gases neurotóxicos y difunto químico Eugenio Berríos? Tranquilidad, ahí viene, como si estuviera vivito y coleando el finado en esta historia, con su impecable agujero de la nueve milímetros en su nuca. En los folios elaborados tras su homicidio y tramitado por el juez Alejandro Madrid, obra un documento clave donde textualmente se señala que los jefes del Complejo Químico de Talagante, reconocen que la DEA de EEUU les habría advertido en varias oportunidades que no existía la documentación necesaria en relación a la producción de éter y acetona en dicha planta química, dónde se elaboraban justamente los precursores claves para la producción de cocaína. La DEA quería su parte del negocio.
Existen testimonios por escritos que aseguran que en una oportunidad un sujeto de nacionalidad peruana, le compró  al difunto Berríos miles de litros de éter por 50 mil dólares. Al día siguiente, el peruano fue arrestado en el aeropuerto por el OS-7 de Carabineros acusado de tener lazos con el cartel de Cali.
Baramdyka no termina ahí su truculenta teleserie. Agrega que a poco de llegar a Chile, un oficial del Ejército se presentó en su oficina de Santiago, ubicada en la calle Huelén 102, portando un mensaje simple y directo que rezaba escuetamente: Álvaro Corbalán Castilla, ex Jefe Operativo de la CNI, deseaba platicar con él. Se reunieron en el restaurante “Rodizzio” para poner en venta 75 kilos de cocaína que su gente tenía en las Bahamas. ¿Quién era la gente de Corbalán? Augusto Pinochet y Manuel Contreras, además de los hijos del Dictador.
Esta historia deja abierta muchas interrogantes sobre la relación del Ejército, del resto de  las Fuerzas Armadas y de Orden con el negocio del tráfico de drogas. Según nuestras últimas investigaciones en la PDI el Prefecto Inspector de Aríca, Luis Carreño, participó en el ingresó de más de 300 kilos de cocaína por el paso fronterizo de Colina, operación que buscaba financiar  la desestabilización del Gobierno de Rafael Correa del Ecuador. De este complejo ilícito tuvo conocimiento directamente el Presidente Sebastián Piñera y el Ministro Rodrigo Hinzpeter. Pero en Chile todavía no se escucha Padre. Quizás durante la cumbre de la CELAC , y consultado por la prensa internacional que ha seguido de cerca este tema, Piñera y su Ministro recuperen la memoria y deban explicarle al mundo por qué encubrieron esta grave denuncia y qué relaciones mantienen con un sector de la CIA.

PIÑERA SABÍA DEL NARCOTRÁFICO DENTRO DE LA PDI PARA DESESTABILIZAR A ECUADOR

El Inspector de la Policía de Investigaciones de Chile, Fernando Ulloa, entregó  nuevos antecedentes sobre su denuncia de tráfico de drogas, que involucra al Gobierno  y al Alto Mando de la PDI.
Ulloa, dio a conocer una carta oficial, enviada por el gabinete de su Excelencia el Presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera Echenique, que acredita que el Gobierno sabía de la denuncia del Inspector.Extrañamente, y en vez de iniciar una investigación independiente, remitió los antecedentes a los mismos denunciados, es decir,  al Alto Mando de la Policía de Investigaciones de Chile.
Con esto, el Presidente confiesa que  encubrió una compleja cadena de protección de una red de narcotráfico internacional, que, según fuentes de la Agencia Nacional de Inteligencia de Chile, tiene por finalidad desestabilizar al gobierno del Presidente de Ecuador,  Rafael Correa .
El 26 de Mayo del 2011, a las 12:30 hrs, el Inspector Fernando Ulloa, la Diputada Mónica Zalaquet y dos abogados, entre ellos el conocido jurista, Aldo Duque, llegaron hasta el Palacio de la Moneda. Fueron citados  para reunirse con el entonces Ministro del Interior, actual Ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, con el fin de entregar una  carpeta con antecedentes sobre tráfico de drogas. En este ilícito, participaban altos jefes de la policía, entre ellos, el actual Prefecto Inspector de Arica, Luis Carreño, a esa época,  jefe del Departamento Quinto de Investigaciones. En la ocasión, el Ministro del Interior recibió los documentos  ”mostrando aparente preocupación”. Instruyó, a los denunciantes, no hablar con la prensa y otorgarle cuatro días para resolver la situación.
Las “medidas” de Hinzpeter
Hinzpeter declarando en el caso "Montaje Bombas"
Al finalizar la conversación, Hinzpeter llamó a un funcionario del Ministerio del Interior.Le ordenó comenzar una investigación, además de  compartir los antecedentes con el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán. Este último, es otra autoridad chilena vinculada a Estados Unidos. Es decir, que recibía órdenes directas del agente norteamericano, Stanley Stoy, para realizar una serie de montajes que buscaban criminalizar y generar un clima de caos en el país, para aplicar una brutal política de represión. Entre ellos, el “Caso Bombas” y el fraude procesal en contra del joven paquistaní, Saif Khan, quien fue vinculado, sin pruebas,  a la red terrorista internacional Al-Qaeda. Fue “retenido” ilegalmente, en la embajada de EEUU, para posteriormente ser detenido por el Grupo de Operaciones Especiales de Carabineros, mientras agentes de la PDI allanaban su casa, sin orden judicial.
La carpeta, con todos los documentos,  demostraba que el Alto Mando de la PDI, coordinaba una operación de tráfico de más de 200 kilos de cocaína, traída desde Bolivia, para ser vendida en Chile, Europa y Estados Unidos. La droga era ingresada por el paso Colina y tenía por fin generar recursos ilícitos para “boicotear” la democracia ecuatoriana y pagar un “bono de desempeño y lealtad” a los agentes de la PDI,  respecto de la Central de Inteligencia Americana.
Los cuatro días, mencionados por Hinzpeter, se transformaron en  meses. El Inspector Ulloa, en el intertanto, fue desligado de su institución, siendo hasta hoy víctima de constantes hostigamientos,  amenazas e injusticias. El funcionario todavía no conoce su decreto “oficial” de baja y no recibe ninguna jubilación.
El 23 de diciembre del 2012, luego de haber pasado 12 meses desde su denuncia, Ulloa le escribió directamente al Presidente de la República, para conocer el destino de la misma. Desde el Palacio de La Moneda, le respondieron con fecha 28 de Diciembre –casualmente el día de los inocentes. Le señalan que sus presentaciones fueron reenviadas al mismo Alto Mando de la PDI, al que Ulloa había cuestionado, exponiendo así la  integridad del denunciante y la de su familia.
Además de aceptar que recibió la denuncia, Piñera reconoce que, durante más de un año, ha mantenido la carpeta original de la investigación.
Uno de los abogados de Ulloa, Nelson Caucoto Pereira, ha pedido la devolución de los antecedentes en reiteradas ocasiones.
La intervención de Caucoto,  le otorga otro perfil  a este caso.  Está ligado a la defensa de las víctimas de los crímenes del terrorismo de Estado, impuesto en Chile por el General Augusto Pinochet, gracias al “gentil auspicio” de la Central Americana de Inteligencia.  Este abogado sabe que estamos frente a una operación encubierta, del mismo tenor que las  promovidas entre 1970 a 1973.  Mediante estas tácticas, pagaron a partidos políticos opositores a Salvador Allende, a camioneros, Fuerzas Armadas y medios de comunicación, como el Mercurio – de propiedad de Agustín Edwards Eastman, para provocar el Golpe de Estado en Chile.
Aunque la carta, enviada por la Presidencia, fue emitida el  28 de Diciembre, no fue entregada, al Inspector Ulloa, hasta el 5 de enero del presente año. Se destapaba, de esta manera,  la olla de grillos, coincidentemente  con la estancia en Ecuador del director de este medio, Patricio Mery Bell, quién, personalmente, traspasó los datos  al Canciller Ricardo Patiño, sobre la compleja red montada por la CIA ,desde Chile, para atentar contra el proceso democrático de Ecuador encabezado por el Presidente Rafael Correa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en breve publicaremos su comentario