26 jul. 2013

Olga Illanes Bernal: "Por qué estoy a favor de una Asamblea Constituyente".


Por Olga Illanes Bernal

24 de Julio de 2013 22:39


Porque no es justo que un puñado de vivales se atribuyan el derecho a determinar las reglas que deberán regir mis derechos así como los derechos de todos los chilenos mediante modificaciones al documento de Pinochet.

Porque una Asamblea Constituyente reconoce a todos los ciudadanos la posibilidad de que su voz sea tomada en cuenta.

Porque es irracional que los legisladores elegidos mediante la llamada constitución que nos rige, obra de Pinochet, hayan parcelado las aguas del océano Pacífico que bañan nuestras costas, y que son patrimonio de la nación, por lo tanto de todos los chilenos.

Porque es contrario también a cualquiera noción de decencia que el mismo puñado de personas elegidas por los chilenos, entreguen, con base en oscuras negociaciones llevadas a cabo en recintos cerrados, inaccesibles para el común de los ciudadanos, los minerales, las aguas de los ríos, los peces y todo los que puede ser controlado por las fuerzas represivas, a capitalistas nacionales e internacionales a espaldas de toda la ciudadanía.


Porque es contrario al futuro de Chile que la educación sea un privilegio de los que pueden pagarla y no un derecho de todos los niños y jóvenes chilenos.

Porque las futuras generaciones debieran tener el derecho a que Chile sea efectivamente la copia feliz del Edén y no un desierto debido a que un puñado de vivales haya dilapidado las riquezas que pertenecen a todos los chilenos a cambio de gratificaciones pagadas por el capital internacional.

Porque deseo que sea efectivo aquello enseñado en las escuelas primarias que todos somos iguales y que en Chile no hay clases sociales.

Porque creo en el derecho natural, según el cual el concepto de justicia es innato en los hombres y mujeres. Así como entendemos sin que nadie deba enseñarlo, que dos más dos son cuatro, o la diferencia entre un triángulo y un círculo, entendemos también la diferencia entre lo justo y lo injusto sin que nadie nos lo explique.

Porque entiendo que las reglas que determinan como debe ser el acceso a la propiedad privada deben ser aprobadas por todos los ciudadanos y no determinadas por reglas que provienen del oscuro pasado de nuestra historia jurídica y que la mayoría de los chilenos desconoce y que una minoría aprovecha.

Porque aspiro a que el derecho a una pensión decente sea una regla para todos los trabajadores y que sus aportaciones no sean arriesgadas en operaciones especulativas en Bolsas de Valores situadas dentro y fuera del país.

Porque pienso que el actual sistema de jubilaciones y pensiones es fuente de riqueza para las sociedades administradoras de fondos de pensiones y fuente de frustración para la mayoría de los trabajadores.

Esta es la opinión de Olga Illanes Bernal, exonerada,
exiliada y actualmente profesora en la Universidad Nacional Autónoma de México.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en breve publicaremos su comentario