17 abr. 2014

Manuel Contreras: "A Piñera lo protegí en desfalco del Banco de Talca

Fuente: Verdadahora.cl


El cierre del Penal Cordillera y el traslado a Punta Peuco del ex brigadier Pedro Espinoza, Miguel Krassnoff, Manuel Contreras y otros militares condenados por violaciones a los derechos humanos, está alcanzando ribetes insospechados.
Un amplio despliegue de Carabineros, vallas papales en las inmediaciones del recinto, y el anuncio del presidente de la Asociación Nacional de Oficiales Penitenciarios (ANOP), coronel José Maldonado, sobre la inminencia del traslado, hacían pensar que éste se realizaría durante la noche de ayer.
El coronel Maldonado había indicado que mientras no se recibiera orden de no innovar de la Corte de Apelaciones de Santiago, aprobando la admisibilidad de un recurso presentado por Manuel Contreras para evitar su transferencia a Punta Peuco, el traslado podía realizarse sin problema alguno.
No obstante, el operativo ha sido suspendido indefinidamente por razones que aún se desconocen. La contraorden coincide con la necesidad de Contreras de esperar hasta el próximo lunes para que la justicia discuta la validez del trámite que pretende impedir su salida del Penal Cordillera.
El documento presentado por el abogado del “Mamo”, René López, busca ejercer claramente una presión sobre Sebastián Piñera.
“El señor Piñera, al parecer olvida que yo trabaje y fui amigo con Eduardo Frei Ruiz-Tagle, además el Presidente de la República también fue mi amigo y yo lo salvé del problema que tuvo con el ‘Banco de Talca’, pruebas tengo y si ustedes me las piden las haré llegar, le salvé la vida cuando estuvo preso, un mes lo tuve escondido y protegido, luego eliminé sus antecedentes, pero los testigos están vivos del desfalco del Banco de Talca”, escribe el ex jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) en su recurso.
El secuestro
Cabe señalar que ésta no es la primera vez que Piñera se ve expuesto al chantaje.
Poco se conoce sobre el secuestro de uno sus hijos ocurrido en mayo de 1993, cuando investigaba el caso de escuchas ilegales del Ejército suscitado tras el escándalo conocido como “Piñeragate” o “Kiotazo”, desde su puesto de senador.
En dicha polémica que liquidó las aspiraciones presidenciales de Piñera, la ahora candidata del oficialismo, Evelyn Matthei, jugó un papel decisivo: en virtud de sus contactos con la “familia militar”, recibió la grabación de una conversación telefónica de parte del capitán Fernando Diez, comandante de la Cuarta Compañía de Guerra Electrónica del Regimiento de Telecomunicaciones Nº 9 Soberanía, en la cual se llamaba a boicotear su aparición en el programa “A esta hora se…” de Megavisión, para ridiculizarla frente al competidor y otrora parlamentario de RN.
Ricardo Claro reproduce interceptación telefónica de Piñera en Megavisión (1992)


Según lo que trascendió en su momento en la revista Qué Pasa, “el niño (hijo de Piñera) fue abordado por unos `tíos’ desconocidos, a la salida del colegio, quienes lo retuvieron un tiempo -aparentemente por menos de una hora -, lo llevaron hasta una caseta telefónica y lo hicieron comunicarse por teléfono con su papá. Los `tíos’ -que jamás han sido identificados- amenazaron a Piñera con represalias si insistía en seguir investigando el llamado “Piñeragate”.
Un hombre con mucha información
¿Es posible que Piñera ceda esta vez a las nuevas presiones del ex jefe de la DINA? El historial de “amenazas informativas” de Contreras habla por sí mismo, y es muy probable que las acusaciones sobre el Banco de Talca sí tengan atisbos de realidad.
A finales de los ochenta, Contreras intentó negociar su situación judicial con la embajada de Estados Unidos en Santiago luego de ser condenado a siete años de prisión por el asesinato del canciller Orlando Letelier. El trato consistía en entregar información sobre las actividades de narcotráfico que acaecieron durante la dictadura de Augusto Pinochet – intento que consta en un informe del Departamento de Estado del 10 de febrero de 1989,desclasificado en 1991.
Ya en 2006, el antiguo rostro de la inteligencia chilena denunció a Pinochet por enriquecerse con el tráfico de drogas, acusando sus vínculos con el empresario de la chatarra vinculado a la UDI, Edgardo Bathich, el contrabandista de la CIA en el caso Irán-Contras, Ivan Baramdyka, y el traficante de armas Monzer Al Kassar.
Una serie de investigaciones periodísticas, como el libro “La delgada línea blanca” de Rodrigo de Castro y Juan Gasparín, y el propio testimonio en cámara de Baramdyka, sugiere que tales conexiones sí existieron.
       Ivan Baramdyka, el estadounidense que traficó con Pinochet

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en breve publicaremos su comentario