2 sept. 2014

Algunas Certezas sobre la Reforma Tributaria


Mucho se ha dicho que la Reforma Tributaria disminuirá la gran Desigualdad existente en el país la que se duplicó entre 2000 y 2012. Esto significa que la Reforma buscaría una redistribución de los ingresos a favor de los más pobres. Pero ello no ocurrirá, no solo por la alegría que mostraron los representantes del gran empresariado (UDI, RN y parte de la DC) cuando firmaron el protocolo del acuerdo tomado entre cuatro paredes por personeros del anterior y del actual gobierno, y legitimado luego por el Senado, sino que también por las siguientes certezas:
Las empresas seguirán exentas de pago de impuestos ya que lo que “pagan” seguirá siendo solo un “adelanto” del impuesto a la renta que deben pagar sus dueños al igual que todos los chilenos. Este es el Sistema Integrado de Impuestos establecido por la dictadura y la UDI con la reforma tributaria de 1974, y significa que se paga impuestos una sola  vez (igual que en el transantiago).
El mayor mecanismo de evasión tributaria que es el FUT y que inicialmente iba a desaparecer en 2017, con el protocolo de acuerdo el FUT ya no desaparecerá, solo cambiará de nombre, se llamará SPI.
La Reforma no toca  a la gran minería la que continuará contribuyendo al sistema tributario con apenas el 1,3%  (royaltie). Ello pese a que se lleva del país una fortuna en recursos no renovables pertenecientes a todos los chilenos.
Los ciudadanos seguiremos llevando sobre nuestras espaldas el mayor peso de la carga tributaria pues pagamos 19% de IVA, un quinto de nuestros salarios lo cual constituye el 51% del total de los impuestos que recauda el fisco.
La Reforma no introduce el impuesto al patrimonio utilizado por los países desarrollados para disminuir la desigualdad social.
Queda claro que el  pacto social con la élite sigue vigente.
(Datos de página web Fundación SOL)          Ricardo Saint-Jean C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en breve publicaremos su comentario