5 dic. 2014

Ecuador es el país que más invierte en Educación Superior de toda la región





¡Cómo ha crecido Ecuador en los últimos tiempos! Hace unos 10 años este hermano país no era parte de las noticias internacionales. El  desarrollo social, económico y productivo de Ecuador ha traspasado fronteras e inclusive hoy en Chile se quiere conocer y aprender del modelo de educación superior implementado por el gobierno de Rafael Correa.
El modelo ecuatoriano es admirable pero en Chile existirían muchas resistencias y falta de voluntad política para realizar cambios estructurales, en especial de grupos conservadores ligados al negocio educacional que estarían boicoteando el interés de la Presidenta Bachelet por poder construir una alternativa educacional pública, gratuita y de calidad.
¿En qué consiste el modelo educacional ecuatoriano?
El cambio de la matriz productiva, es decir dejar de ser un país exportador de material prima y pasar a ser un país que desarrolle ciencia y tecnología propia , es el principal objetivo de este gobierno. Para lograrlo, es necesario el desarrollo del talento humano.
Por este motivo, el gobierno ecuatoriano está transformando la educación en todos los ámbitos, desde la inicial con centros de estimulación temprana estatales, llamados CIBV ( Centros Integrados del Buen Vivir), pasando por las denominadas escuelas y colegios del milenio, centros educativos de primer nivel que han llegado a las regiones más apartadas del Ecuador, cubriendo alejadas zonas de pueblos ancestrales.  Pero esto no queda aquí,  con la creación de la SENESCYT, que es la Secretaria Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, se inició una revolución en las universidades, se cerró centros fantasmas de educación no acreditados, se evaluó universidades públicas y privadas, se aprobó la ley de Educación Superior en 2010, se interviene y repotencia las universidades centrales, y se crearon 4 universidades de categoría internacional.

Las medidas ya marcan grandes diferencias con Chile, mientras en Ecuador se implementó la gratuidad absoluta en la educación. En Chile algunos grupos se oponen a la idea de terminar con el lucro o de impulsar una reforma verdadera  para contar con una educación pública gratuita y de calidad.
De esta forma, han frenado cualquier intento por promover una reforma mínima   educacional que termine con la desigualdad y las inequidades. Pero el gobierno ecuatoriano no se queda en los elogios y busca sumar más éxitos al proceso educacional. La discusión dada en el Ecuador es como sumar elementos a la gratuidad, como por ejemplo las becas Eloy Alfaro, que consisten en entregar media remuneración básica durante el proceso de nivelación y una remuneración  básica durante su carrera.  Tanto en Ecuador como en Chile existen pruebas de selección para entrar a la Universidad, pero mientras en Chile se miden conocimientos, lo que privilegia a los estudiantes provenientes de la educación privada, en Ecuador se busca definir capacidades en los postulantes.
El buen sistema educacional ecuatoriano está basado en la voluntad política de sus dirigentes por invertir en ella.  Ecuador es el país que más recursos destina del Producto Interno Bruto en Educación en todo Sudamérica con el  2,12%, mientras que  la media en los países más ricos es de 1.6 %

Mientras en Chile solo el 20.9 % de los jóvenes pertenecientes al primer quintil estudian en la Universidad (el más pobre),  el 58% de los jóvenes del último quintil tiene acceso a la educación superior (el mas rico).
La inversión realizada por el Estado ecuatoriano en los últimos siete años en educación superior fue de 9.445 millones de dólares, la más alta en toda la historia y a nivel de la región, solo equiparable con la inversión en talento humano de las economías industrializadas, según cifras entregadas por el economista René Ramírez, titular de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (SENESCYT).
En relación al Producto Interno Bruto (PIB), para el 2014 la tasa de inversión, para la educación superior, alcanzó el 2,12%. En el 2006 era del 0,72%. Esta tasa supera en América Latina a la inversión promedio en estos años de Brasil (0,95%), Argentina (1,15%) o Chile (0,94%).
El Secretario de la SENESCYT subrayó que Ecuador es el país de América del Sur que más recursos destina a la Educación Superior en relación a su economía (2,12%).
La planta docente de universidades y escuelas politécnicas públicas creció en 9.631 profesores, es decir en un 36%. En seis años el porcentaje de docentes con títulos de cuarto nivel aumentó en 23 puntos porcentuales y para el 2017 se espera que  el 80% tenga este nivel académico. En el año 2012 Ecuador contaba con 749 docentes con PhD hoy esa cifra se incrementó a 1.356. Durante el 2013 se calcula que por cada profesor jubilado tres docentes entraron al sistema universitario. Las políticas gubernamentales han incrementado el sueldo de los profesores  de las universidades públicas.
Volviendo a las comparaciones, Ecuador es el país de Latinoamérica que entrega mayor cantidad de becas en relación a su población.  Por cada 10 mil habitantes Ecuador entrega  2,37 becas, Brasil un 1,64, Chile 0,55 y México tan solo 0,13.
Otro factor que influye en el mejoramiento de la educación ecuatoriana, es la cantidad de becas de cuarto nivel que se entregan para estudiar en el extranjero 9.864, la más alta en toda la historia del Ecuador.
EL 2015 empezará una nueva revolución esta vez se focalizarán los esfuerzos en la creación de más de 500 institutos tecnológicos. Esta gran oferta de nuevas carreras está centrada en potenciar las áreas clave de desarrollo en que se está focalizando el Estado ecuatoriano,  como Tecnólogo en Logística Multimodal, Tecnólogo en Mecatrónica Automotriz, Tecnólogo en Construcción o Tecnología en Minería Subterránea.
Pero al igual que en todos los países progresistas de la región, estas noticias positivas suelen ser aplacadas por los grandes poderes comunicacionales que se esmeran por contarnos “el lado negativo” pero muy pocas veces nos muestran “las buenas nuevas” de las que podemos aprender.
A pesar de que no todo es color de rosas y el proceso contempla metas a mediano y largo plazo, la voluntad política existe en pro de la ciudadanía, sin miedo a enfrentar los poderes fácticos enquistados en los diferentes estamentos del sistema educativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en breve publicaremos su comentario