12 dic. 2014

Tzvetan Todorov: “El neoliberalismo es un peligro para la democracia”


Uno de los grandes intelectuales de referencia mundial, considera que en Europa los valores de la vida pública “están cada vez más debilitados” y que el neoliberalismo es uno de los peligros que acechan a la democracia.



“El neoliberalismo es un peligro muy próximo porque, de momento, es la ideología de nuestros gobernantes, hay otras ideologías que se perciben que son peligrosas, pero el neoliberalismo sustituye a la democracia, con lo cual nos encontramos en un régimen que ya no corresponde a la definición de democracia”, dice Tzvetan Todorov, reconocido historiador, filósofo y lingüista de origen búlgaro.
El intelectual, que está estos días en España, ha realizado estas declaraciones a un reducido grupo de periodistas, con motivo de la lección magistral que impartió con el título “Los valores europeos”.
“La vida pública necesita valores y la caída del Muro de Berlín, paradójicamente, ha debilitado más los valores públicos, la doctrina neoliberal triunfante protege el poder de los individuos sin preocuparse del bien común”, explica este experto en los totalitarismos europeos.
El filósofo también alerta de la evolución de la tecnología y su uso para el poder, ya que “permite la vigilancia y el control de la población con el pretexto de garantizar su seguridad. Los valores europeos de pluralismo y moderación se ven en situación de peligro y amenazados”.
Todorov, que no quiere hacer ningún comentario concreto sobre la situación de España, hace hincapié en la defensa de uno de los valores fundamentales a su entender: el pluralismo.
“El pluralismo es un rasgo constituyente de la Unidad Europea -aclara-, a diferencia de Estados Unidos o China, no es solo un país con un solo gobierno, sino 28 dentro de la Unión o 40 o más en el Continente, con lo cual la identidad europea está relacionada con esta pluralidad”.
“Pero se trata -añade- de saber de qué manera vamos a gestionar esa pluralidad, si se gestiona desde el espíritu de la moderación.
Para el filósofo, el nacionalismo es otro de los enemigos. “A mí lo que me interesa es de qué manera podemos tener en cuenta a los demás, aquellos que son diferentes, aquellos que no son parecidos y el nacionalismo solo reconoce aquellos que son semejantes, al idéntico”, sostiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en breve publicaremos su comentario