29 nov. 2016

Mientras Chile perdía 22 mil Kms cuadrados de Mar Patrimonial, Piñera negociaba con Perú a beneficio personal




















Piñera adquirió acciones de la pesquera Exalmar S. A. mientras Chile perdía 22 mil Kilómetros cuadrados de Mar.

El Mar Patrimonial perdido por Chile en manos de Perú, favorece a Exalmar S.A. asímismo favorece económicamente a Sebastian Piñera y su núcleo familiar, debido a que éste siendo Presidente de Chile se colocó como el segundo mayor accionista de la mencionada pesquera.


Nunca en la "Historia de Chile" un Presidente de la República cruzó sus intereses personales o de sus negocios con el Interés Nacional del país, nos expresa con justa razón el prestigioso medio de comunicación "El Mostrador".


El Mostrador agrega que durante todo el juicio en La Haya, Piñera siempre y en todo momento se mantuvo en silencio sobre su poder como inversionista pesquero en Perú, pero, sí, hizo gala pública como la de ser un defensor enérgico de nuestros intereses.



Fuente: El Mostrador

Los resultados que favorecieron a Piñera

El resultado del proceso litigioso es ampliamente conocido: generó un nuevo límite marítimo, en el cual Chile perdió 22.000 km de mar patrimonial, como asimismo un área de pesca fina para empresarios nacionales, y el puerto de  Arica quedó sin un frente de acceso directo a alta mar. Perú, en cambio, logró parte importante de lo que pedía como país al aumentar su mar patrimonial a costa del chileno y una porción de alta mar. Esto favoreció a las empresas peruanas, entre ellas, Exalmar S.A., de la cual Sebastián Piñera es su segundo principal accionista, a través de su sociedad Bancard. La pesquera tiene casi el 5% de la cuota de pesca de la zona sur del mar peruano, que es la que se expandió a raíz del fallo. Desde entonces,
Exalmar ha consolidado su posición como productora de congelados para consumo humano, principalmente en sus plantas de Tambo de Mora y Paita.
La empresa peruana está entre las 30 más grandes de Perú, pero es la tercera mayor productora de harina de pescado, industria en que el vecino país es líder mundial.
En conversación vía correo electrónico con Exalmar, la pesquera señala que el fallo no fue relevante para su negocio, “ya que hasta la fecha no operamos en esta área correspondiente a la zona sur. En el Perú la pesca de anchoveta se distribuye en dos zonas: centro-norte y sur. La zona centro-norte representa entre el 80% y 90% de la pesca de anchoveta en el país, debido a la concentración de la biomasa de anchoveta en esta zona y a una menor biomasa en la zona sur, así como a la menor presencia de plantas de harina de pescado en el sur del país. Dado que Exalmar no cuenta con plantas en la zona sur y no pesca en este espacio, en nuestro caso esta medida no tiene impacto directo”.
Clave en esa respuesta es que dice “hasta la fecha no operamos en esta área”.  Porque lo que no explicita es que la empresa tiene cuota para operar en esa zona y el potencial es enorme, afirman conocedores de cómo funciona la industria pesquera mundial. Esa cuota, de acuerdo a los estados financieros de la empresa, es de casi el 5%.
Es importante también mencionar que analistas financieros que siguen a la empresa –se abrió en bolsa en 2010 y tiene un bono de US$ 200 millones con vencimiento en 2020, a tasa de 7,35%, colocado en el mercado– nunca han hecho hincapié en lo que podría significar para el negocio de Exalmar el fallo que favoreció a Perú.
Al conocer los resultados del litigio, a fines de enero de 2014, Sebastián  Piñera declaró sentirse tranquilo, pues –dijo– se hizo "la mejor defensa posible". Pero siguió sin informar que estaba en medio de un conflicto de intereses por los resultados del fallo, y que en realidad su posición, desde el punto de vista ético y de seguridad  nacional frente a una potencia extranjera, había empeorado, lo que lesionaba a su vez la imagen del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en breve publicaremos su comentario